Dios te ama más de lo que te imaginas.

El espíritu santo de Dios está en todas partes, es lo más poderoso que existe. Clama a él y el té responderá y te mostrará cosas grandes que tú no conoces. Ten fé, Dios nos ha dado la vida y nos conoce desde que estábamos en el vientre de nuestra madre. Al que cree, todas las cosas le sirven para bien. Aleluya! Gloria a Dios!

Ser salvo. Para ser salvo debemos reconocer a Jesucristo como nuestro señor y Salvador. Mediante la oración que es la vía de comunicación por la que Dios nos escucha y contesta las peticiones de nuestro corazón. Cuando hablemos con Dios debemos hacerlo con fe, creyendo en que Jesucristo dio la vida por nosotros. Pídele que perdone tus pecados, que limpie tu alma, y que restaure tu corazón y que santifique cada día más tu cuerpo. No duden, ninguna prueba puede sobreponerse a nosotros, pues nosotros caminamos por la fe de Cristo y el ha vencido al enemigo en el mundo. Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Por la gracia del señor, tenemos vida. Por su misericordia no hemos perecido por consecuencia del maligno. Porque nuestra guerra no es contra sangre ni carne, sino contra huestes de maldad y contra todo espíritu maligno.

Reconocer nuestros errores. Les daré un nuevo corazón. Sacaré su corazón de piedra y les pondré un corazón de carne, un corazón que sienta y que sea obediente. Santificaré su vida para que mi Espíritu Santo pueda morar en ellos y sean llevaderos de la santa palabra del Dios vivo. Y que todo lo que hagan sea hecho en el nombre de Jesucristo. Si tan solo tuvieran fe como un grano de mostaza, le dirían a esa montaña muévete de aquí para allí y la montaña se movería. Reconocer que somos pecadores y aceptar a Jesucristo como nuestro señor y Salvador. Sean como yo que soy manso y humilde de corazón. Venir al padre en arrepentimiento es ganar la bendición más grande de nuestras vidas. Reconocer nuestros errores.

La vida eterna en Cristo.

A medida que nos santificamos y que caminamos con el Espíritu Santo, nos enfrentaremos a muchas pruebas impuestas por el diablo que Dios permitirá para ver si somos devotos a la fe en Cristo. Solo el que persevere hasta el fin ese será salvo. Dignificaremos su nombre y testificaremos de sus milagros y obras en nuestras vidas, confesaremos que él es el único Dios y Salvador por siempre. Amén. Toda boca hablará y toda lengua confesará que Jesucristo es el señor. Y reina por lo siglos de los siglos, amén. Mantengámonos cerca de él, oyendo de su consejo y haciendo su voluntad. Padre nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre, venga a nosotros tú reino, hágase tu voluntad así como en los cielos tanto como en la tierra. Daños hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Dios tiene preparado cosas maravillosas para ti.

Ningún ojo a visto lo que Dios quiere hacer contigo. El té ama, mucho. Y tanto Dios nos ama que ha dado a su hijo único en sacrificio por nosotros para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna. El sacrificio perfecto, el sello de vida eterna, Jesucristo. Vivió por nosotros y murió por nosotros, y cada uno que lo reconoce y lo acepta en su vida y en su corazón es salvo y es hijo de Dios. Dio Dios a su hijo unigénito y fue necesario que pasara por muchas pruebas y dolores he incluso la muerte, y aún así después resucitará y nos diera de su Santo espíritu para que seamos bautizados en Espíritu y en verdad, para que redimiera todo nuestros pecados y nos santificará y nos hiciera hijos de Dios gracias al primogénito somos ahora hijos también del Dios todo poderoso, creador de los cielos y de la tierra. Dios conoce quién eres, cada pelo de tu cabeza está contado. Si Dios provee para cada ser, cuánto más no habrá de proveer para cada uno de nosotros sus hijos. Gloria a Dios. Amén.

La vida del Cristiano.

Como trigo entre la cizaña. Todas las cosas nos sirven para bien. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Ora por aquellos que te perjudican tanto así como por los que te aman, Dios oirá tu clamor y tendrá misericordia en sus vidas, y almas bendiciones recibirás en tu vida. Aprendan del sumo sacerdote Jesucristo es su nombre. Obedezcan sus mandatos. Y si son santos aún así sigan santificándose aún más. Construiré mi iglesia en ti y tú templo será morada del Santo espíritu de Dios. Los renovaré, serán nueva criatura y de su boca darán testimonio de mis obras y solo hablarán la verdad. Porque son mis hijos. Así más manténganse agarrados del señor por siempre para que no pierdan su santidad. Hagan todo en santidad y perdonamos unos a otros. Para que su vida les sea alargada en la tierra y su simiente sea santa y pura y para que den frutos que agraden a Dios. Manténganse unidos en Cristo Jesús hasta el final. Aleluya. Amén

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.