Jesucristo el héroe secreto de la vida de todas las personas. Demos testimonio de Dios!

La única manera de que las personas conozcan en verdad qué hay un Dios es dando testimonio de su palabra.

Seremos malagradecidos Hermanos? Tenemos en nuestras manos el libro más valioso que existe y lo damos por común! “La Santa Biblia”. Cuando un bien se hace tan libre tendemos a mirarlo como algo insignificante. Pero en verdad en la palabra de Dios se encuentra nuestra defensa y nuestra salvación depende de ello!

Por qué no vemos la bendición?

Dios ha puesto a nuestro alcance todo para que lo reconozcamos a él y podamos vivir una vida llena de su amor y su gozo. Vivir rodeado del amor de Dios es un gozo que él quiere que todos experimentemos. Desde el principio de los tiempos Dios nos ha mirado y a querido siempre nuestra salvación y santificación! Que padre no querría lo mejor para su hijo? A que hijo no le gustaría ser reconocido y sentir el amor de un padre? Yo pienso que todos en nuestro corazón tenemos ese amor que Dios a puesto ahí para que nos guíe a tomar el camino que el a apartado para nosotros. Para que vivamos a su agrado y amemos a nuestro prójimo. Más esto no ha sido así en todos los casos pues nos hemos desviado de la bendición de Dios. Nos hemos olvidado del padre y hemos despreciado sus enseñanzas. Nos hemos airado y hemos pretendido ser mejores que lo que él es. Aunque eso es imposible. Así por consecuente nuestra salvación se ha hecho casi imposible y más en estos tiempos. Preferimos la rebeldía, el desapego, que la bondad y la compasión y la humildad. Escogimos nuestros deseos por encima de lo que se nos había venido enseñando en beneficio de nuestro crecimiento y olvidamos el amor tan grande que Dios nos tiene.

Sufrimiento y anhelos.

Quisimos mucho, y maldijimos cuando no logramos lo que queríamos. Luchamos entre nosotros mismos por avaricia porque nos olvidamos que todo le pertenece a Dios. Ya en este momento estamos muy lejos del Padre. Pero no somos ni siquiera agradecidos para recordar que sin él no tendríamos vida. La biblia especialmente en el Nuevo Testamento nos da testimonio del Dios vivo y nos enseña cómo Dios quiere que seamos nosotros. Obedientes y agradecidos y humildes de corazón. Es tan importante consagrarnos a Dios. Dios está a la puerta esperando a que lo dejes entrar en tu corazón.

Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.

Tu vida sería totalmente distinta si hicieras la oración de fe y te consagrarás a la voluntad de Dios para tu vida. Solo entonces tú sufrimiento tendría frutos y tus anhelos serían los anhelos de Dios. Porque cuando dejas entrar a Jesucristo en tu corazón ya no vives tú más Cristo vive en tí. El Santo Espíritu de Dios te santifica, te cura, te sana, te libera, te bautiza, te bendice y te guía por el camino al reino de los cielos, donde está Dios.

Trabaja con la

Usemos la fé que Jesucristo nos ha dado como ejemplo. Pero más bien dejemos que Dios nos use como muestra de nuestra fé para su Gloria y Testimonio de su obra en nuestras vidas. Compartir con nuestros hermanos las bendiciones y los dones que Dios nos ha dado nos fortalece en la fé y nos fundamenta y nos edifica cada día más. Yo particularmente he hallado consuelo en el amor de Cristo y he visto los frutos de la fé puesta por obra en mi vida y la vida de esos a mi alrededor que han creído en Jesucristo. Pero no es solo creer es dejarle guiar tu vida, confiar en Jesús. Amarle, seguir su ejemplo en cómo amar, aprender de sus enseñanzas, y cumplir con los mandamientos de Dios.

Caminar en Santidad.

Jesucristo vino a salvarnos a todos de nuestros pecados. Él vino a mostrarnos el camino, y lo que él padre quería de nosotros. Siendo mal juzgado, despreciado por muchos y sentenciado a muerte aún así el nunca dejó de creer en Dios y de mostrar misericordia por nosotros cuando dijo ‘perdónalos padre porque no saben lo que hacen’. Que gran ejemplo nos dejó Dios en la vida de Jesús. Pero todo fue hecho por obra de Dios para que así la bendición del Espíritu Santo esté con nosotros, para que todo aquel que crea en él, no se pierda más tenga vida eterna.

Juan 14 : 6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Es por eso que con esta bendición con nosotros podemos hacernos de su espíritu y de la palabra de Dios para santificar nuestras vidas cada día más. Es verdad que vivimos en un cuerpo muchas veces pecaminoso pero aún infinitamente es el amor de Dios para con nosotros, el perdona a aquellos que se arrepienten y buscan del perdón del padre a través del hijo. Estemos caminando es santidad a lo largo de nuestro caminar en Cristo y santifiquemos aún más así a nuestro hermano, orando los unos por los otros y bendiciéndonos y perdonándonos. Por que en esto se regocija el padre en que seamos de buen fruto, y nuestro fruto se ve a través de nuestras acciones en el Espíritu Santo, y nuestro esfuerzo por agradar y obedecer y amar a Dios.

Juan 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos á otros: como os he amado, que también os améis los unos á los otros

Jesucristo salva!

Solo Cristo salva. Porque a través de él es que fuimos salvados. Él fue el enviado a llevar todo nuestros pecados y a librarnos de la muerte. Ahora el pueblo de Dios se identifica por la fe en Jesucristo y no por haber nacido en cierto lugar o tener cierta descendencia. El nos hizo a todo el que le recibe y cree hijos. Que bendición tan grande. Aleluya! Jesús trabaja en nuestras vidas aún cuando negamos su presencia o escondemos su ayuda. A veces hemos pedido a Dios algo en algún momento en que hemos necesitado ayuda. En una situación de gravedad o de debilidad o de tristeza hemos orado aún sin creer en Jesucristo como nuestro Salvador y Dios nos ha escuchado y ha contestado nuestras peticiones y nunca se ha apartado ni por un instante de nuestras vidas. Porque aún así cuando pensamos que estábamos solos él estaba obrando por nosotros. Dios nos conoce y nos ha apartado desde antes que naciéramos. Y sus bendiciones las hemos visto manifestadas en verdad. Después aún así nos cuesta romper las cadenas que nos mantienen atados al miedo y no nos permiten reconocer su gracia y alabarlo. Pero que lindo que el Dios santo nos fortalece en la fe cuando nos llama y nos dice:

Hechos 13:47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

Hechos 20:24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Mateo 5:15-16 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Mateo 28:19-20 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Romanos 1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

1 Pedro 3:15 Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.

Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

1 Corintios 15:1-2 Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.

Marcos 8:35 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

2 Tesalonicenses 2:14

A lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

Juan 13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Porque eso es lo que quiere Dios, a través de Jesucristo se hizo cumplido el testamento de Dios para con nosotros, y fue sellado por su sangre. Ahora es nuestro deber pasar la bendición dejando saber que tú no estás solo. Que Cristo Jesús quiere entrar en tu vida y salvarte, y bendecirte y santificarte porque cosas maravillosas que ojo no ha visto nos tiene preparadas para aquellos que le creen y que hacen su voluntad. Jesucristo te ama mas que nadie. Y nos quiere a su lado. Por eso el tiempo es Preciado para compartir tus testimonios y llevar ese amor que él nos tiene a todas partes y a todos.

Juan 15:8-10

8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.

10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

Aleluya! Gloria a Dios.

Jesucristo te ama! Dios te bendiga. Amén

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.